Oso del Tibet Ursus thibetanus

Mamíferos

Cuando las hembras dan a luz, tienen, cada una de ellas, uno o dos bebés osos no más grande que una Cobaya. Cuando nace, el pequeño pesa entre 200 y 350 g. Su pelaje es casi inexsistente y su dificultad para desplazarse lo hace ser muy dependiente de su madre, de la cual no se separará hasta al cabo de un año.