La EAZA (European Association of Zoos and Aquaria) es una asociación de parques zoológicos europeos que tiene como objetivo promover la cooperación entre establecimientos zoológicos con la finalidad de preservar las especies animales. Para ser miembros, los parques zoológicos deben respetar las directivas y el código ético y someterse a una inspección completa por parte del equipo internacional de peritos. La Réserve Africaine de Sigean es miembro de la EAZA desde 1993.

La EAZA es responsable de la gestión de los Programas Europeos para las Especies amenazadas (EEP: European Endangered species Program). Cada EEP lo coordina un comité pequeño que publica recomendaciones de cría a cada uno de los parques miembros del programa para el año venidero. Velan por que se conserve una diversidad genética máxima para cada una de las especies y proporcionan consignas de traslados de animales que van en este sentido. A veces esta tarea es complicada debido al número muy limitado de individuos fundadores y es evidente que la consanguinidad es uno de los principales escollos de la cautividad. A su vez, los diferentes programas de cría gestionados durablemente pueden servir de stock inicial para los programas de reintroducción o de refuerzo de las poblaciones. Los ejemplos son ya muchos: la Gacela de Cuvier o el Addax en África del Norte, el Ibis eremita en España, los buitres o el Quebrantahuesos en Francia, el Tamarino león dorado en Brasil… Es obvio que en este contexto, no se puede atribuir ningún valor de mercado a nuestros animales, so pena de exclusión de la EAZA.

La Réserve Africaine de Sigean participa en unos cuarenta Programas Europeos para las Especies amenazadas. El estatuto de algunas de ellas ha empeorado rápidamente en los últimos veinte años y las especies que no estaban amenazadas en los años 1990 (leones, jirafas…) ahora se encuentran en una situación delicada.