Loading...

Historia

Historia 2017-04-21T12:12:59+00:00

Al origen, la preservación de un medio natural

En los años setenta, a 15 km al Sur de la ciudad de Narbona, junto a los estanques de Bages-Sigean, en la embocadura del río la Berre y alrededor de una zona de antiguas salinas convertidas en un vasto estanque llamado Œil de Ca, existían zonas de garriga separadas las unas de las otras por algunas viñas que representaban un conjuto natural no urbanizado, rico en lo que se refiere a la fauna y a la flora y que se intentaba preservar.

Y es en esta óptica que la misión interministerial de la región Lenguadoc-Rosellón llamada misión RACINE, que lleva el apellido de su presidente, encargada de la ordenación del litoral, otorgó su autorización para la realización de un parque de animales único de por su tamaño, original en cuanto a sus protocolos de cría extensiva, bien integrado en el medio natural y capaz de contribuir a su protección desarrollando al mismo tiempo una actividad de conservación de especies animales esencialmente africanas.

Creada a la iniciativa de Paul de La Panouse y de Daniel de Monfreid, la Réserve Africaine de Sigean abre sus puertas al público el 8 de abril del 1974.

A lo largo de los años, la Réserve Africaine de Sigean no ha cesado de engrandecer y sus rebaños comportan cada vez más especies que gozan de programas europeos de crianza (EEP).Ciertas especies protegidas tienen una zona de repartición que va más allá del continente africano, como es el caso de los pájaros migradores. Otras especies, aunque no africanas, como los Osos del Tibet, nos han sido confiadas por razones de conservación.

El único constreñimiento para asegurar el logro de estas crianzas es el de escoger especies capaces de adaptarse al clima lenguadociano caracterizado por un buen soleamiento y inviernos generalmente poco rigurosos.

Hoy día la Réserve Africaine de Sigean cría cerca de 900 Mamíferos, 600 Reptiles y 2000 Pájaros. Evidentemente estas cifras sólo son una evaluación. Es imposible realizar un inventario permanente de las especies que viven en libertad.

0
La reserva se abre al público
0
Primer nacimiento de Rinoceronte blanco
0
La reserva va a digital

Un medio natural protegido caracterizado por

una gran riqueza faunística

La voluntad de conservar y de proteger el medio natural ya figuraba en los planos establecidos por Daniel de Monfreid cuando se tuvo la autorización de apertura del Parque en 1974. Una gran zona periférica que se extiende hasta los estanques de Bages-Sigean para asegurar la protección biológica de las especies.
Por lo que sabemos, esta concepción innovadora de conservación de la fauna y de un medio “natural” por parte de un parque de animales es única.

Los Pájaros son los primeros beneficiarios de esta protección. Por su situación geográfica cercana del litoral mediterráneo, la Réserve Africaine se encuentra en el eje de la travesía de numerosos pájaros migradores que costean el litoral para contornear los Pirineos, llegar hasta España o África para el período invernal y volver tan pronto como haga buen tiempo.

Estos pájaros migradores no dudan en hacer una parada sobre los estanques bien protegidos de la Réserve : Cormoranes, Porrones europeos y moñudos, Patos colorados…, pero también “grandes zancudos” : Garcetas comunes, Garzas reales, Grullas comunes, Flamencos comunes, Cigüeñas negras, Cigüeñas blancas…, estas últimas llegan a decenas durante los períodos de la migración y algunas de ellas, sedentarizadas, nidifican hoy día en el Parque. Muchos otros pájaros pertenecientes a la fauna local, frecuentan también el Parque, o se han sedentarizado a él : pájaros que se encuentran a orillas del mar como las Gaviotas, los Charranes, o que se encuentran a orillas de estanque o de riera que vienen a nidificar como los Azulones, los Tarros, las Fochas, las Gallinetas comunes, las Cigüeñuelas comunes, los Martinetes comunes, los Martín pescadores, los Abejarucos comunes… para sólo citar unos cuantos.

Nuestros valores
conservacionesC
Investigación